viernes, 10 de agosto de 2012

PENSAMIENTO LINEAL

PENSAMIENTO LINEAL
En los anaqueles de psicología de la biblioteca de San Nicolás, Valladolid, España, encontré hace diez años un libro muy curioso titulado PENSAMIENTO LINEAL, viene al caso porque ayer me compré dos paquetes de tabaco en una máquina expendedora.
Pulsé mi marca y cuando bajó el primer paquete volví a echar dinero y pulsé de nuevo mi marca y ya cuando hubo caído el segundo paquete fue cuando recogí los dos, fue cuando me agaché a recoger los dos...

No hay que agacharse dos veces: una vez para recoger el primer paquete de cigarrillos y otra para recoger el segundo paquete de cigarrillos, ésto se llama pensamiento lineal.

Yo tomo el café con leche y dos de azúcar. Las bolsitas de azúcar no las abro por separado, las pongo juntas y las abro las dos a la vez con el mismo movimiento. Ésto también es pensamiento lineal...

Pensamiento lineal es ver películas en versión original porque al mismo tiempo practicas algún idioma y ves una película.

Pensamiento lineal es leer novela histórica y al mismo tiempo que te entretienes aprendes historia, por ejemplo.

Pensamiento lineal es ahorrarte el taxi para ir de la ciudad al pueblo de al lado y al mismo tiempo oír las noticias, cuando llegas a tu casa caminando te has enterado de lo que ocurre en el mundo, te has ahorrado un taxi y has hecho deporte.

Pensamiento lineal es lo que se usaba cómo estrategia en las empresas para optimizar recursos.

Supongo que ahora alguna variante del pensamiento lineal se usará para formación de los futuros coach.

Pensar es dar una utilidad práctica a cualquier tipo de pensamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada